domingo, 20 de junio de 2010

Iglesia del Sagrario


Se encuentra adosada a la fachada norte de la  Santa Iglesia Catedral de Jaén.
Existen varias versiones acerca del motivo de su construcción, si bien no son incompatibles entre ellas y probablemente su construcción se realizó debido a una síntesis de las versiones: una de ella es que fue realizada debido al desnivel y a los daños ocasionados por el terremoto de Lisboa en 1755. La otra es que según el Breve del Papa Clemente XIV, la Catedral se encontraría inconclusa, ya que en ella se ausentaba una capilla particular de dimensiones más amplias con el fin de salvaguardar la Custodia del Santísimo Sacramento de la Eucaristía.
El proyecto de la obra fue realizado por el arquitecto madrileño Ventura Rodríguez en el año 1764, aunque la realiza su sobrino Manuel Martín Rodríguez. Finalmente fue inaugurada en el año 1801.


La portada está formada por dos grandes columnas cuyos capiteles sostienen el entablamento sobre el que está el ático. Las esculturas que están sobre la portada son de San Miguel en lucha con el demonio, San Pedro y San Pablo.


En lo que respecta a la fachada oriental, se encuentran las imágenes de Melquisedec, Sansón, Isaac y David. Las del lado norte representan la Caridad, la Gracia, la Inocencia y la Sabiduría.



El interior se delimitan tres zonas: La Sacristía, la Iglesia y el Pórtico.

Una puerta da a una estancia a través de la cual se comunican con la Catedral y con la cripta. La puerta de entrada al Sagrario, de planta elíptica, está circulada por 16 columnas de estilo corintio. Está cubierta con una cúpula que permite la entrada de la luz a través de ventanas. Esta ornamentada con casetones hexagonales y rematada con una linterna.

El coro se encuentra decorado con una media naranja sobre pechinas dividida por radios con alegorías musicales con diversos instrumentos.

En la parte superior, se abren varios balcones terminados en arco y techo abovedado, cerrados con balaustrada de mármol.

En el altar mayor se encuentra una pintura de La Asunción y en los altares laterales, la Agonía del Señor (Calvario) y el Martirio de San Pedro Pascual.


 Una cripta se esconde en los sótanos del Sagrario. Ésta presenta la misma planta de la iglesia. Su acceso se realiza tanto por la plaza San Francisco como a través de una escalera que desciende desde la Iglesia, si bien hoy día es muy díficil encontrarla abierta.  Está cripta fue limpiada en 1940 para acoger los restos de los muertos en la Guerra Civil.

En su interior existe un óleo del pintor Rafael Hidalgo de Caviedes, así como una magnífica talla del Cristo expirante obra del escultor jienense Jacinto Higueras (otras obras: Cristo de la Buena Muerte, monumento a las Batallas ...), a cuyos pies, en el presbiterio, se instaló una lápida de mármol con el siguiente epitafio:

A la buena memoria del Excelentísimo y Reverendísimo señor Don Manuel Basulto y Jiménez obispo de Jaén que apresado en su casa por los marxistas encarcelado en su iglesia catedral y conducido a Madrid en un tren de presos antes de llegar a la capital postrándose de rodillas y bendiciendo a sus impíos ejecutores, fue inicuamente fusilado. Piadoso, afable, sabio, elocuente vivió LXVII años de su consagración XXVII recibió público y solemne homenaje fúnebre en la ciudad de su título episcopal el día X de marzo de MCMXL sus restos fueron depositados en esta cripta de su iglesia en espera de la resurrección de la carne.

En las paredes están colgadas ocho enormes losas de mármol con los nombres de 328 fallecidos durante la guerra, llevando, la losa principal, el título:

Relación de los mártires inmolados por Dios y por España cuyos gloriosos restos yacen en esta cripta bajo el signo de la Santa Cruz trazada en el suelo.
video
Fuentes: Catálogo de bienes protegidos del término municipal de Jaén
                   La decoración del Sagrario de la Catedral de Jaén. De Ulierte Vázquez, M.L.
                   El Sagrario de Jaén: una capilla ilustrada. Montes Bardo, J.

No hay comentarios:

Publicar un comentario